tras varias semanas en las que no tuve mucho tiempo me antojé de una Lolita, me puse a mirar y encontré a esta niña, al ver que muestra la cara y como es su cuerpo me decido a contactarla, pues si no era ella me abría del sitio. Bueno, por fortuna si es ella y en persona me pareció más linda que en las fotos, tremendamente simpática, amable y dispuesta a todo lo que le propuse. Me recibió con una ropa interior muy sexy y unas orejas como de conejo, jaja.

Me lleva a una habitación amplia, con una cama doble limpia y baño interno. Le cancelo y le pido el favor de que me traiga una toalla para bañarme. Sale un momento y regresa con lo que le pedí.

Hablamos un poco acerca de que disfrutamos y arrancamos con unos besos ricos, le quitó la ropa interior, le dejo las orejas y la empiezo a explorar, una vez que nos calentamos ella me pone un condón y empieza a chupar rico, dándole especial atención al glande.

Tras unos minutos se monta y empieza a cabalgar con un excelente ritmo, además tiene una vagina apretada y no tuvo necesidad de usar ningún lubricante. La dejo ahí un rato mientras le beso esas lindas tetas y luego pasamos a 4, le doy sin piedad y ella lanza gemiditos, sin duda se mete mucho en el cuento de Lolita y eso solo me excita más.

Tras esa faena nos acariciamos un poco, cambiamos a misionero y tras unos minutos no me aguanté más y acabé. Me pego un baño pues como siempre acabo hecho nada, hablamos un poco de todo hasta que acaba el tiempo y me voy contento de haber corrido el riesgo.

Resumen del servicio: Andrea es una chica con la que puedes sentir mucha empatía, es risueña, hace contacto visual todo el tiempo y hace todo lo posible por hacerte sentir bien, para mí también es muy importante que ellas se sientas cómodas, por eso tiendo a tomarme unos minutos para halagarlas y que nos riamos un poco. Yo la recomiendo sin duda si buscan una Lolita.